Formación / Concienciación

En la actualidad, dentro de la cadena de la Ciberseguridad, el eslabón más débil es la persona.

Sin una buena concienciación de su importancia en este proceso, las mejoras tecnológicas no conseguirán los resultados apetecibles.

Por ello establecemos una serie de acciones encaminadas a mejorar:

  • Formación presencial, para afianzar la concienciación y el conocimiento.
  • Ataques dirigidos en los que se simulan los ataques más frecuentes, para que el usuario experimente en primera persona ser objeto de un ciberdelincuente.
  • Envío de píldoras mensuales sobre los incidentes de ciberseguridad más desarrollados.
  • Resolución de dudas mediante consulta telefónica.
  • Redacción de una Política de Seguridad dentro de la organización