Cifra tu Android, insensato!

Cifra tu Android, insensato!

Así como los dispositivos basados en iOS (iPhone, iPad) encriptan por defecto su contenido, los basados en Android delegan en el usuario la decisión de hacerlo, salvo en modelos específicos cifrados de fábrica.

Normalmente, la opción aparece en el asistente inicial de configuración del cacharrito. Como tenemos prisa por probar las bondades del nuevo gadget y no sabemos muy bien lo que nos están pidiendo… optamos por no hacerlo.

¿Qué supone no tener cifrado el contenido de tu teléfono?

Muy resumidamente: que en caso de pérdida, extravío, robo o hackeo de nuestro smartphone, cualquiera que tenga unos conocimientos mínimos de informática podrá acceder a nuestra información. Esto incluye conversaciones de chat, fotos, emails y sus adjuntos, datos personales de nuestras cuentas, etc.

Cuando ciframos el teléfono hacemos que los contenidos del mismo no sean legibles directamente. Es necesaria una contraseña (el código de seguridad de acceso a nuestro teléfono) que será la base para poder revertir las operaciones matemáticas y algoritmos que se han aplicado sobre la información para “desordenarla” y ofuscarla. Este proceso es prácticamente imperceptible a ojos del usuario aunque sí que supone una pequeña penalización en el rendimiento del móvil.

¿Cómo cifro mi Android?

El proceso es sencilo:

  • Accedemos a los ajustes.

 

Acceso Ajustes

  • Buscamos la sección General> Cifrado. Clickamos sobre ‘Cifrar dispositivo’

 

Ajustes-Seguridad-Cifrado

  • Aparecerán una serie de requisitos que deberemos cumplir. Dependerán del modelo de dispositivo, si dispone de lector de huellas digitales, etc. En este caso, tendremos que definir una contraseña de al menos 6 caracteres.

 

Definir-contraseña

 

Una vez cumplimentados los pasos, el dispositivo cargando o con la batería al 80% como mínimo, podemos proceder a cifrar nuestro androide. Tardará en completarse un buen rato, así que recomiendo hacerlo durante la noche o en un momento del día que sepamos que no vamos a necesitar el cacharrito.

🙂

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*